PREGUNTAS FRECUENTES

Es muy posible que encuentre respuesta a algunas dudas que han podido surgirle a la hora de querer contratar y gestionar sus seguros en algún momento, pero también puede que le hayan surgido nuevas preguntas. En caso de necesitarlo, su agente de seguros de confianza se encargará de informarle sobre todas las dudas que le surjan, además de ayudarle a encontrar el mejor producto para usted y los tuyos con las mejores condiciones de personalización y precio.
Seguros en general
Seguros de vehiculos
Seguros de hogar
Seguros de vida
Planes y fondos de pensiones
Seguros de salud
Seguros de decesos
Seguros de empresa

Preguntas generales sobre Seguros

Está formado por el local y el recinto.
Incluye:
Elementos estructurales (recubrimiento de terrazas, lunas, toldos, persianas y otros elementos para el recubrimiento de terrazas, aparcamientos de uso privado, escaleras, etc).
Instalaciones de suministros (agua, electricidad, gas y climatización), elementos para la detección de incendios y robos además de cajas fuertes empotradas, ascensores o montacargas.
Servidumbres exteriores (farolas, muros, vallas, verjas, etc).
Instalaciones deportivas, jardines y árboles.
Revestimiento de paredes, suelos y techos (granito, moquetas, parquet, armarios empotrados en obra, rótulos, etc).
La parte proporcional correspondiente como copropietario en los elementos comunes del edificio donde se ubica el local.

El contenido comprende el conjunto de bienes propiedad del asegurado situados en el interior del local comercial del local e incluye los siguientes elementos:
Maquinaria e instalaciones.
Mobiliario y ajuar profesional.
Mercancías.
Objetos de decoración.

Mediante una llamada telefónica se pueden resolver de forma sencilla consultas jurídicas para prevenir posibles litigios.

Si estas de alquiler, el propietario de la vivienda es el responsable de contratar un Seguro de hogar y hacer efectivo su pago. Como inquilino tienes la opción de contratar un seguro para proteger tus bienes y una cobertura de responsabilidad civil para protegerte frente a daños a terceros.

El seguro de defensa jurídica, en general, está pensado para hacer frente a los gastos que se le puedan causar al asegurado como consecuencia de su intervención en un procedimiento judicial o administrativo (ya sea para reclamar o para defender), y a prestarle los servicios de asistencia jurídica, judicial y extrajudicial.
Normalmente garantizan la cobertura de los gastos de los honorarios profesionales, de las fianzas y los gastos urgentes derivados de un juicio. También pueden cubrir el asesoramiento y consejo presencial especializado, la vigilancia en boletines oficiales, la redacción de documentos legales como contratos, o la defensa y reclamación de herencias. Este seguro está dentro de los seguros de asistencia, es decir, que no indemnizará al asegurado sino que ofrece un servicio (asesoramiento o abono de los gastos que correspondan).

No. Todos los seguros tienen unos límites y unas exclusiones que vienen reflejadas en las condiciones de la póliza. Denominar "todo riesgo" a un seguro significa que cubre un conjunto muy amplio de riesgos, pero nunca puede llegar a cubrir todas las situaciones posibles.

Popularmente, se interpreta la "letra pequeña" como:  
Añadir muchos detalles a algo que no lo necesita como una manera de ocultar información importante.  
Utilizar un lenguaje muy complicado, lleno de detalles técnicos, para que el lector no lo entienda.  
Utilizar un tamaño de letra muy pequeño, que dificulta o imposibilita la lectura del texto.  
Con el fin de proteger a los asegurados, la redacción de los contratos debe ser clara y precisa. De hecho, está legalmente establecido que las limitaciones que tenga el seguro se destaquen de modo especial.

Sí, las entidades de seguros deben seleccionar sus riesgos con criterios técnicos objetivos con el fin de garantizar el servicio y las prestaciones comprometidas con todos los asegurados y, en definitiva, garantizar también su continuidad como empresa.
Si una compañía de seguros considera que asegurar algo supone un riesgo para su solvencia y para la protección de sus asegurados, puede negar la contratación del seguro al mismo.
La entidad aseguradora puede rechazar realizar un seguro a una comunidad de propietarios sobre un edificio muy antiguo debido al riesgo intrínseco que representa o, por ejemplo, si su historial de daños por agua es extenso.

Los seguros obligatorios son los seguros de coche, los seguros para determinadas empresas y los seguros de hogar cuando las viviendas se encuentran hipotecadas. En el último caso no se trata de una obligación legal sino de una exigencia que suelen añadir las entidades bancarias y financieras.

Es un tiempo establecido que se da entre la contratación de una cobertura y la disponibilidad de la misma. Esto significa que durante un tiempo determinado previamente, las coberturas de nuestro seguro no pueden ser utilizadas.

Sí. Siempre que lo desees. Esto generalmente debe hacerse por escrito.

Se trata de una organización que surge para proteger a los usuarios cubriendo siniestros que hayan sido causados por fenómenos naturales  o cuando la compañía aseguradora no se haga responsable.

Preguntas sobre Seguros de vehículos

Lo primero que debes hacer es comunicarlo a la compañía de seguros para poner en marcha todos los servicios. Debes tener a mano los datos del coche, los de tu seguro y el parte de accidente si lo hay.

La franquicia supone que el asegurado es quien hace frente a los gastos derivados de un siniestro hasta el importe fijado en la póliza. Una vez superada la cifra definida, es el asegurado el responsable de pagar el dinero restante para cubrir la totalidad de daños. La contratación de una franquicia aporta un descuento en el coste del seguro, pero implica asumir ciertos riesgos económicos.

Sí, todos los coches deben tener como mínimo un seguro con la cobertura de Responsabilidad Civil, aunque sea un coche de coleccionismo que se vaya a quedar estacionado en el garaje.
Ventajas de llevar mi coche a la red de talleres de la compañia :
Con el Seguro de coches contarás un servicio exclusivo para reparar tu coche, en caso de accidente y con interesantes ventajas como:
Mantenimiento del nivel de bonificación de tu póliza.
Servicio de recogida y entrega del vehículo a domicilio.
Vehículo de cortesía.
Descuento de 60 € en la franquicia.
Peritación inmediata de tu vehículo y servicio preferencial.
Servicio de limpieza y revisión del estado general de tu vehículo.

No es obligatorio llevar en el coche el seguro original junto al recibo más reciente. Los agentes de tráfico pueden comprobar nuestros datos a través del Fichero Informativo de Vehículos Asegurados (FIVA). En caso de que no puedan realizar la comprobación, deberemos presentar el recibo o el justificante del seguro en un plazo de 5 días en la Jefatura de Tráfico.

En España, está prohibido circular sin el seguro de responsabilidad civil obligatorio. La sanción puede llegar a ser importante y el vehículo inmovilizado.

La Declaración Amistosa de Accidente (DAA) es un documento que tiene como objetivo fundamental agilizar las tramitaciones de los daños materiales originados por el uso de vehículos de motor.
Rellenar una DAA es muy sencillo, sólo hay que seguir las siguientes recomendaciones:
Escribe con claridad, rellena los datos con letra mayúscula y evita confundir los datos del vehículo A (columna de fondo azul) con los del B (columna de fondo amarillo).
Rellena todos los datos posibles.
Utiliza sólo un formulario para una colisión entre dos vehículos.
Fíjate bien en la columna central, que es la que determina las circunstancias del siniestro.
Si hay testigos del accidente, anota su teléfono y dirección.
Si hay lesionados o más vehículos implicados, rellena el apartado correspondiente.
Dibuja un croquis del escenario del accidente.
Firma el parte, comprueba que el otro conductor también lo hace y quédate con una copia del mismo.

Para que el seguro de auto tenga cobertura en el extranjero el asegurado deberá ponerse en contacto con la compañía de seguros y solicitar la Carta Verde, en caso de no tenerla. En la Carta Verde vendrá el listado de todos los países donde el Seguro de Responsabilidad Civil está vigente.

Sí, algunas aseguradoras proporcionan cobertura.

No. Todos los seguros tienen limitaciones que es importante conocer.

Obligatoriamente debemos llevar el permiso de circulación, la tarjeta de inspección técnica y el informe de la ITV. Opcionalmente podemos incluir la documentación sobre la vigencia del seguro y el recibo del pago del impuesto municipal.

Para poder tener acceso a un vehículo de sustitución es necesario que en la póliza de seguros esté establecida esta cobertura.

Sí, es posible hacerlo aunque la forma y las condiciones varían dependiendo de la compañía aseguradora.

Preguntas sobre Seguros de hogar

Sí, el seguro de la comunidad sólo cubre los desperfectos ocasionados en las zonas comunes. Con un seguro de hogar se protegen las situaciones que ocurran en la vivienda privada, fundamentalmente. Además, el seguro de la comunidad no cubre el mobiliario de la vivienda.
Por ejemplo, si se produce una avería en una tubería y se provocan daños por agua a un vecino, si no se tiene un seguro de hogar, el propietario de la vivienda deberá hacerse cargo de los gastos de reparación.

Dependerá de si el siniestro afecta al continente o al contenido. Si los daños fueran producidos al continente, es decir, a la estructura del inmueble, la compañía de seguros indemnizará al propietario de la vivienda. Pero si el siniestro afecta al contenido la aseguradora reconocerá como beneficiario al dueño de los bienes asegurados (puede ser el propietario de la vivienda o el inquilino).

Tanto si se renueva el mobiliario como si se incorporan nuevos bienes es conveniente revisar la lista de los bienes asegurados para, en caso de ser necesario, ampliar o modificar la póliza. La mayoría de los seguros de hogar permiten reajustar los capitales asegurados y, por lo tanto, modificar las primas en función de las nuevas incorporaciones.

La normativa española del mercado hipotecario no exige suscribir ningún seguro al contratar la hipoteca. Sin embargo, el banco sí puede someter, en uso del principio de libertad de empresa, la concesión de un préstamo al cumplimiento de ciertos requisitos, entre ellos la contratación de un seguro de hogar.
Normalmente, los bancos ofrecen condiciones más ventajosas en el préstamo si el seguro se contrata con la compañía aseguradora vinculada a la entidad bancaria que concede el préstamo. En estos casos, y si el cliente lo considera preferible, se recomienda negociar con la entidad la posibilidad de suscribir el seguro con otra entidad diferente que cubra idéntica contingencia.
En cualquier caso, la contratación del seguro debe hacerse siempre con el consentimiento del cliente.

No, no es obligatorio aunque muchos bancos suelen exigirlo y están capacitados para hacerlo dentro del marco legal.

La entidad financiera está capacitada para exigir un seguro del hogar como condición para la contratación de un préstamo, entre otras, dentro del marco legal lo que no significa que si deseamos comprar una casa por nuestra cuenta, con nuestro propio capital, tengamos que tener un seguro del hogar o de vida.

Cuando se produzca un siniestro y perdamos nuestras joyas, se nos solicitará siempre factura de las mismas. Si no las tenemos, es importante proporcionar tantos documentos acreditativos de su existencia y valor como podamos como, por ejemplo, fotos y tasaciones de un joyero. Si no contamos con ningún documento sería un perito quien mediaría para valorar los elementos dañados.

Se trata de la declaración en la póliza de seguro del objeto asegurado por un valor inferior al que realmente tiene.

Es la declaración en la póliza del objeto asegurado por un valor superior al que realmente tiene.

Preguntas sobre Seguros de vida

La Ley española no dice nada al respecto por lo que rige el principio de autonomía de la voluntad de las partes. Esto quiere decir que una persona puede negarse a someterse al chequeo médico pero, en ese caso, es muy posible que la aseguradora rechace realizar el seguro.
Para contratar determinadas modalidades de seguros de vida, las compañías aseguradoras necesitan conocer el estado de salud de sus asegurados, así como otras cuestiones, para evaluar el riesgo al que se enfrenta y, en consecuencia, ajustar la prima adecuada.

El tomador del seguro puede modificar tantas veces como desee a los beneficiarios, normalmente, mediante escrito dirigido a la compañía de seguros o en el testamento. En el primer caso, la nueva designación de beneficiarios deberá realizarse explícitamente identificando la póliza sobre la que se realiza la modificación.

Sí, se puede tener varias pólizas de vida contratadas al mismo tiempo.

En la actualidad las entidades financieras suelen exigir la contratación de este seguro a la vez que se formaliza el préstamo hipotecario. Sin embargo, su contratación no es obligatoria.

El seguro de vida es una de las coberturas que más preocupan porque está en juego el bienestar de la familia. Disponer de un seguro de vida, supone que en caso de fallecimiento o invalidez, el nivel adquisitivo de los familiares no se verá tan afectado.
A la hora de contratar este seguro, las compañías realizan un cuestionario inicial para comprobar que se cumplen varios requisitos relacionados con la edad, la profesión, los deportes que practica y el estado de salud. Tener una profesión de riesgo o practicar actividades consideradas peligrosas conlleva que algunas aseguradoras se nieguen a la contratación.

En el seguro de vida la prima varía. Esto se debe a que la compañía va ajustando la prima a la edad y al riesgo que se asegura.
En aquellos casos en los que la variación de la prima no esté recogida en el contrato inicial, la compañía aseguradora tiene que informar al asegurado con, al menos dos meses de antelación. En este caso será el tomador el que tome la decisión de continuar con la compañía o de cambiar.

Según la Ley de Regulación del Mercado Hipotecario el único seguro que hay que contratar cuando se adquiere un compromiso hipotecario es el seguro del hogar que cubra el riesgo de incendios.  No obstante, en términos prácticos es cierto que las entidades bancarias suelen exigir que el propietario de la hipoteca haya contratado un seguro de vida, que ellos proponen.
Del mismo modo, los bancos suelen estar como primeros beneficiarios de la póliza. Ante esta situación, debes exigir que solo por la cantidad que quede por pagar del préstamo. De esta manera el banco se asegura que ante un siniestro del propietario de la hipoteca, recibirá el dinero prestado.

En el momento de la formalización de la póliza, el tomador del seguro designará las personas beneficiarias ante un siniestro, así como la cuantía correspondiente a cada una de ellas. En el supuesto de que el asegurado no lo hubiera especificado, la indemnización pasará a formar parte de su patrimonio.

Aunque el abono de la póliza debe realizarse de manera mensual. No obstante, si no se paga, la cobertura del seguro sigue vigente durante el mes siguiente a la fecha del vencimiento.
Una vez transcurrido este plazo —el periodo de gracia— el tomador del seguro no podrá beneficiarse de las coberturas hasta su abono. Cuando realice el abono del recibo impagado, en 24 horas el tomador del seguro volverá a estar protegido. Pero, si transcurren 6 meses, el contrato se dará por extinguido.

Preguntas sobre Planes y Fondos de Pensiones

Las aportaciones económicas que cada persona realiza al plan de pensiones, sumadas a las del resto de partícipes, forman el activo de los Fondos de Pensiones, que será invertido en interés de los partícipes y beneficiarios. De este activo se obtienen las futuras prestaciones.

No existe un límite máximo de Planes de Pensiones por persona. Lo que debe tener en cuenta el partícipe es que la suma de las aportaciones que realice a la gama de Planes de Pensiones que posea no podrá superar el límite anual establecido legalmente en función de su edad.

Sí, se pueden dejar de hacer aportaciones al plan de pensiones en cualquier momento. El capital acumulado continuará creciendo en función de la revalorización del fondo en el que esté integrado. A los partícipes en esta situación se les denomina partícipes en suspenso.

El partícipe no puede disponer libremente de las cantidades aportadas por él o por el promotor al plan de pensiones. Sólo puede recibir sus derechos en caso de producirse alguna de las contingencias cubiertas por el plan.
Generalmente, las contingencias que dan derecho al cobro de las prestaciones, son las siguientes: 
** Jubilación.
** Incapacidad laboral total y permanente para la profesión habitual o absoluta y permanente para todo trabajo, y la gran invalidez.
** Fallecimiento, en cuyo caso recibirán la prestación los beneficiarios designados por el partícipe.
** Dependencia severa o gran dependencia del partícipe.
Esta situación tiene dos excepciones. Los derechos de los planes de pensiones podrán hacerse efectivos, en su totalidad o en parte, en los supuestos de enfermedad grave o desempleo de larga duración, siempre que lo contemplen las especificaciones del plan y con las condiciones y limitaciones que éstas establezcan.
Ventajas fiscales
Las aportaciones reducen la base imponible del IRPF hasta el límite del 30% de la suma de rendimientos netos del trabajo y actividades económicas percibidas individualmente siempre que al final no resulte una base liquidable negativa. Si se diera el caso, se podrá utilizar este exceso para reducir la base imponible de los cinco años siguientes con el mismo límite.

En el momento de la jubilación
En caso de incapacidad permanente
En caso de dependencia severa o gran dependencia
En caso de fallecimiento del asegurado, serán los beneficiarios por él designados quienes tendrán derecho a cobrar el valor garantizado más un capital adicional por fallecimiento.
Desempleo de larga duración
Enfermedad grave
Liquidez: También podrás disponer del valor acumulado correspondiente a las primas que tengan una antigüedad superior a 10 años.

Dependerá de los rendimientos de los activos en los que se invierta el plan. En función de la política de inversión del FP, se invertirá en activos monetarios, renta fija (deuda), renta variable o una combinación ambos.

Puedes seguir haciendo aportaciones hasta que empieces a cobrar la prestación de jubilación del Plan de pensiones, independientemente de las resoluciones de la Seguridad Social. Si realizas aportaciones posteriores al cobro, serán siempre para el caso de fallecimiento o dependencia y, además, también puedes seguir beneficiandote de la fiscalidad al reducirte la base del IRPF.

Puedes ir haciendo las aportaciones que quieras siempre y cuando no superen el límite máximo legal permitido.

Preguntas sobre Seguros de salud

No. Sin embargo, no hacerlo puede suponer que la aseguradora no desee realizar la póliza.

Sí, si esto ocurre durante el primer año de vigencia del seguro.

No, el precio de la póliza permanece fijo mientras esta esté en vigor. A su vencimiento la compañía realiza una revisión a fin de ajustar las coberturas a las necesidades del asegurado.

La mayoría de las compañías solicitan que se cumplimente un formulario de salud antes de autorizar el alta de una póliza. Algunas aseguradoras exigen también la realización de pruebas médicas. En este formulario, el asegurado deberá especificar todas aquellas patologías que padezca a fin de que la compañía pueda valorar el riesgo del seguro.
Hay que tener en cuenta que algunas enfermedades no están cubiertas por las pólizas.

El copago significa abonar una cantidad de dinero cuando hacen uso del servicio médico. Dicha cantidad oscila entre 1 y 100€.
Esta forma de pago es beneficiosa tanto para la compañía aseguradora como para el asegurado. El motivo es claro: los usuarios hacen un uso más razonables de la consulta médica. En cuanto al beneficio para el usuario, este no tendrá que hacer frente a una subida de la prima. Este tipo de pólizas es recomendable para aquellas personas que no quieren acudir al hospital.

Para este tipo de seguros, cualquier edad es buena. Se aconseja que sea cuanto antes, porque las compañías de seguros pueden poner restricciones cuando el asegurado padece alguna enfermedad. La edad máxima para contratar un seguro de salud son los 65 años.

Preguntas sobre Seguros de decesos

En el caso del seguro de decesos, el tomador puede optar entre una de estas cinco opciones:
Prima natural. La prima aumenta de manera gradual en función de la edad y los incrementos del capital garantizado, basándose en el siguiente criterio: a mayor edad, mayor riesgo de fallecimiento existe. Este tipo de póliza es aconsejable cuando se es joven.
Prima seminatural. Es similar a la modalidad natural, ya que la prima aumenta con la edad y en función del capital asegurado, con la excepción de que una vez superada determinada edad (según la compañía) la prima se nivela.
Prima nivelada. Es una modalidad en la que el asegurado paga siempre la misma prima, con independencia de la edad (las modificaciones en la cuota dependen de la evolución de las garantías contratadas). El inconveniente de esta modalidad es el precio que se paga los primeros años de contratación (mayor que en el resto de modalidades).
Prima mixta. Es la combinación de la modalidad natural y nivelada. Al contratar por primera vez esta póliza la aseguradora ofrece las ventajas de una prima natural, incrementando la cuota a medida que aumenta la edad. Cuando el asegurado llega a una edad concreta, establecida por la compañía, la prima se nivela y se mantiene constante.
Prima única. Consiste en un pago único. Esta modalidad está dirigida especialmente a adultos de entre 60 y 70 años, que no habían contratado con anterioridad un seguro de decesos.

La aseguradora tiene la obligación de comunicar, por escrito y con un mes de antelación al vencimiento, el incremento de la prima. Si no fuera así, debe respetar la prima del período anterior.

La respuesta es sí. En la misma póliza pueden meterse todos los miembros que componen la unidad familiar.

Cuando se produce un fallecimiento, el primer paso es solicitar el certificado de defunción, expedido por el médico que ha notificado la muerte. Dicho documento debe entregarse en el Registro Civil en el plazo de 24 horas —máximo 48 horas— desde que se produjo el fallecimiento, para que quede registrada la fecha y hora de la muerte.
Disponer de un seguro de decesos supone la tranquilidad para los familiares, ya que después de este primer trámite obligatorio, lo siguiente es buscar el número de póliza y ponerse en contacto con la compañía de seguros, que será la que se haga cargo del resto de gestiones.

En aquellos casos en los que la familia opte por no utilizar todos los elementos que están recogidos en la póliza del fallecido, siendo la cuantía del entierro inferior a la cantidad asegurada, la diferencia será abonada bien al tomador del seguro —si en la póliza hay varios asegurados— o a los herederos legales, si el tomador es la persona fallecida.

Las compañías de seguros establecen como límite los 70 años. A partir de esa edad, cada aseguradora estudia el caso concreto. Si se sobrepasa esa edad, lo más habitual es que el tomador se acoja al seguro de decesos de prima única.

Preguntas sobre Seguros de empresa

Dependiendo del tipo de actividad que se desarrolle, las coberturas obligatorias varían.
En términos generales, las empresas que dispongan de maquinaria y vehículos de empresas deben disponer de un seguro de responsabilidad civil para responder por los daños que puedan causarse a terceros en el desarrollo de la actividad.
También es obligatorio disponer de un seguro que cubra a la plantilla ante un accidente, una incapacidad permanente o muerte del trabajador. Del mismo modo, aquellas compañías con vehículos de empresa tienen que disponer del correspondiente seguro de vehículo, para responder ante cualquier accidente.

El seguro multirriesgo hace referencia a las pólizas que cubren diversos riesgos en una póliza única: los daños del continente (local donde se desarrolla la actividad y la estructura) y del contenido (mobiliario, equipo informático, maquinaria, etc.). También incluye la cobertura de responsabilidad civil por los daños que puedan causarse a terceras personas.

En el caso del continente y el contenido, el valor de los bienes se aseguran como valor nuevo. Respecto a las mercancías, se valoran a coste de reposición; y aquellos objetos que tengan un valor especial, en función de su precio en el mercado.

En los últimos años, son diversos los ataques que están sufriendo las empresas. Por ello, las compañías de seguros han lanzado distintas pólizas para mayor tranquilidad de las compañías.
Aunque el tipo de coberturas varía en función del seguro, en términos generales estas pólizas cubren la responsabilidad civil; los gastos derivados de la defensa por multas y sanciones de organismos reguladores; así como el asesoramiento legal, entre otros servicios. Además, también cubrirán la reparación; la recuperación de datos; el coste que haya supuesto la interrupción de la actividad y las posibles multas de la Agencia de Protección de Datos.
Lo que hay que tener en cuenta es que ninguna compañía de seguros asegurará a una empresa que no esté debidamente protegida. Los precios también varían mucho, en función de los riesgos.

Cada vez más empresas optan por ofrecer este servicio a sus empleados. Las compañías aseguradoras disponen de modalidades de contratación muy flexibles, en función de las necesidades de cada empresa. Otra de las ventajas se encuentra en las ventajas fiscales, ya que las primas que abona la empresa pueden deducirse en el Impuesto de Sociedades hasta 500 euros por persona asegurada. Y para los empleados, la cuantía de la póliza no tributa como retribución en especie.
Otra de las ventajas es la motivación de los empleados, que disponen de un seguro de salud a precios competitivos.

Es un tipo de seguro específico para el sector de la construcción. Este seguro ofrece una garantía de 10 años a los compradores de inmuebles nuevos para cubrir los daños o defectos en la construcción.