Nuestra experiencia en el mundo de los seguros se basa en proporcionar valor añadido a nuestros clientes, desempeñando una buena práctica profesional

¿Qué es un Agente de Seguros?

No todas las vías de contratación de seguros ofrecen las mismas garantías de profesionalidad.

Corredurías de Seguros o Agentes y Corredores representan las dos categorías profesionales que la legislación establece para la mediación de seguros. Ambos deben intermediar entre las Compañías y los tomadores de seguros como orientadores especializados en medio del complejo mundo de la oferta y la demanda.

La Ley adjudica al Agente de Seguros la facultad de representar a su Cliente ante la compañía, esto le obliga a no tener ningún vínculo ni signo que suponga afección con las diferentes entidades aseguradoras. Es un asesor imparcial e independiente, de cuya experiencia, conocimientos y servicios se beneficia el asegurado.

En función de las necesidades del asegurado, el Agente de Seguros, selecciona las soluciones más eficaces, informando de las condiciones del contrato que conviene suscribir y de la cobertura más idónea en cada caso, a la vez que vigila por la concurrencia de los requisitos que ha de reunir la póliza para su eficiencia.

El Agente de Seguros, gestiona todos los trámites relacionados con su seguro; facilita información acerca de cualquiera de las cláusulas de la póliza durante la vigencia del contrato en que ha intervenido; en caso de siniestro, presta igualmente su asistencia y asesoramiento en favor del asegurado.

 

Ahorro garantizado

Recibirá un SERVICIO INTEGRAL PERSONALIZADO

El Agente de Seguros garantiza soluciones eficaces a la medida de las necesidades del usuario además vela por sus intereses económicos al ahorrarle gastos innecesarios.

El seguimiento y análisis permanente del mercado que el Agente de Seguros realiza le permite seleccionar el producto que mejor se adapte a las necesidades de su Cliente, consiguiendo la oferta idónea de acuerdo a las condiciones calidad/precio mejores.

Al realizar una mediación imparcial e independiente, su conocimiento y experiencia de los productos que ofertan las entidades aseguradoras en el mercado, suponen un ahorro considerable, de tiempo y gestiones al no tener que recorrer varias compañías para contrastar información. Si ahorra tiempo ahorra dinero.

El Cliente no tiene costes adicionales, el seguro le cuesta lo mismo o en algunos casos menos que si lo hubiese concertado directamente con la compañía.

Confíe en un profesional cualificado para contratar sus seguros. El Agente de Seguros estará a su servicio velando por sus intereses.

Obtendrá un Servicio Personalizado frente a la frialdad de otras prácticas comerciales, el Agente de Seguros garantiza el trato directo y personal con el Cliente. Con esto puede determinarse el contrato más idóneo en cada caso. Servicio adaptado a las necesidades concretas del Cliente, sin garantías innecesarias que únicamente servirían para encarecer su seguro.

El Servicio Integral realizado por el Agente de Seguros gestiona todos los trámites necesarios: Contratación, formalización, renovación, tramitaciones periódicas, confección de los partes de siniestros hasta la formulación de reclamaciones a la entidad aseguradora. Esto le permite recibir el mayor partido de sus seguros.

La Defensa de los intereses del asegurado es una de las funciones que le confiere la ley, el Agente de Seguros defiende los intereses del usuario frente a las compañías, a las que no le unen ningún tipo de vínculos.

Como profesional que es, el Agente de Seguros es quien mejor conoce la póliza contratada, las coberturas que ofrece, las prestaciones y demandas que pueden exigirse a la entidad aseguradora, asi como los canales y procedimientos más convenientes para ello.

Se le prestará siempre asistencia y asesoramiento profesional personalizado, sin que esto encarezca el coste de sus contratos de seguro.

 

Un buen equipo

Contamos con un equipo humano motivado y mentalizado para estar orientado hacia el Cliente donde se mezcla la experiencia y juventud con una amplia preparación profesional. Sólo así podemos dar a nuestros Clientes aquello que requieren.

Dinamismo y cambio: nos adaptamos rápidamente a las necesidades que surjan y los nuevos retos. En una continua búsqueda de la mejor oferta. Somos capaces de adelantarnos y añadir valor a nuestros Clientes.

 

Adaptación a las nuevas tecnologías

Esto nos permite facilitarle los mejores  seguros, la gestión de las pólizas, la transmisión de la información en el menor tiempo posible y añadir transparencia en nuestra gestión.